Teléfonos +57 1 287 3515 / +57 1 245 6447 / Calle 40 No. 19 - 52 Bogotá D.C. info@proaarquitectura.co

El parque Simón Bolívar, construido en terrenos de la antigua hacienda El Salitre, ocupa cerca de 400 hectáreas en un sector estratégico de la ciudad. Su Plan Maestro, que data de 1982, fue realizado por un grupo de profesionales dirigido por Arturo Robledo Ocampo. En el Plan, se dispusieron las diferentes áreas de recreación y vegetación alrededor de un gran lago, y se incorporó el Templete Eucarístico. El parque cuenta con una gran plaza de eventos de perímetro ovoidal, senderos para caminar, trotar y usar la bicicleta, módulos de servicios y estacionamientos. El templete fue construido en 1968, como parte de la adecuación del lugar para la celebración del XXIX Congreso Eucarístico Internacional y la visita del Papa Pablo VI. Otras obras como la fuente, la cascada, el canal, y los módulos de servicios, se construyeron posteriormente

TEMPLETE EUCARISTICO CONSTRUIDO CON MOTIVO DE LA VISITA DEL PAPA PABLO VI.
1968
Foto: Fondo Manuel H.
MdB – IDPC

PARQUE METROPOLITANO SIÓN BOLÍVAR.
Foto: Cortesía – IDRD

PARQUE SIMÓN BOLÍVAR.
Foto: Cortesía – IDRD

La Biblioteca Virgilio Barco, obra de Rogelio Salmona y María Elvira Madriñán, se construyó en un predio triangular, situado en un costado del parque, bordeado por una línea de ferrocarril y dos avenidas importantes. Los arquitectos aprovecharon esas circunstancias para moldear el terreno, adecuarlo y asentar sobre este el edificio de la biblioteca, a la que se accede desde el parque, a través de rampas y senderos. Un patio semienterrado conduce a otro, escalonado, ocupado por un estanque en cascadas, en uno de cuyos costados se encuentra la puerta de acceso. En su interior se encuentra la gran sala de lectura de perímetro semicircular de doble altura. Los auditorios se localizan en uno de los lados de la sala. Un volumen cúbico aloja los espacios de exposición y el vestíbulo es un espacio fluido, que enlaza todo lo anterior. Las rampas colocadas en el perímetro del cubo conducen a las cubiertas dispuestas para ser recorridas y divisar, desde ellas, la silueta de los cerros orientales y de la ciudad, así como la vegetación del parque vecino.

BIBLIOTECA VIRGILIO BARCO.
Foto: Carlos Lema – IDPC

 

BIBLIOTECA VIRGILIO BARCO.
Foto: Diego Robayo – IDPC

BIBLIOTECA VIRGILIO BARCO.
Foto: Diego Robayo – IDPC