Teléfonos +57 1 287 3515 / +57 1 245 6447 / Calle 40 No. 19 - 52 Bogotá D.C. info@proaarquitectura.co

Edificio de 5 pisos ubicado en un entorno arborizado de Suba, diseñado por la firma AGRA_Anzellini Garcia-Reyes Arquitectos.

Fachada occidental.

Ubicado en los cerros de Suba, al occidente de la ciudad, el edificio Monte Rojo se posa sobre la cima de una colina en medio de una arbolada. Es un volumen alargado con un quiebre en la mitad en ángulo de 140 grados en cuyo vértice se ubican la entrada y el punto fijo de circulación vertical. 

Edificio Monte Rojo

 

 

Diseño: AGRA_Anzellini Garcia-Reyes Arquitectos

Localización: Bogotá, Colombia

Fecha: 2005

Área: 5.000 metros cuadrados

Fotografías: AGRA Arquitectos

 

Por su privilegiada ubicación en la cima del cerro saca el mayor provecho al captar en todos sus apartamentos el sol de la mañana y de la tarde, también las hermosas visuales cercanas del bosque y el parque que lo circundan, y las lejanas, del paisaje urbano hacia el oriente y del atardecer y la cordillera central hacia el occidente.

Planta de primer piso.

Apartamentos dúplex que ocupan los pisos primero y segundo.

Planta del segundo piso.
Fachada occidental, de acceso al edificio.

Se llega al acceso a través de un camino acompañado por un muro de contención de piedra, inspirado en las técnicas desarrolladas por los taironas en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Planta del tercer piso.

En este nivel se accede a apartamentos dúplex de los pisos tercero y cuarto.

Planta del cuarto piso.

Se logra dar buena cuenta de varias preocupaciones relacionadas con el tema de la construcción de vivienda. En primer lugar se concilian las aparentes diferencias entre la casa unifamiliar y el edificio de apartamentos por medio de una ingeniosa solución de circulaciones y accesos, en voladizo, a la manera de “calles aéreas” que permiten que cada unidad cuente con independencia suficiente para poder entenderse como una casa.

Circulación exterior de acceso a los apartamentos en el tercer piso.

Por otra parte resuelve la tensión entre homogeneidad y singularidad a partir de la modulación rigurosa de la estructura que permite que los apartamentos se definan de manera ordenada, pero diferenciada en su solución formal y funcional interna según las necesidades de los propietarios, a partir de una amplia gama de opciones. La combinación de apartamentos de una y dos plantas, con jardines (los de primer piso) o terrazas, con vacíos interiores o sin ellos, de diferentes tamaños, se ordena mediante un lenguaje arquitectónico claro, en el que se combina el uso del ladrillo, el concreto a la vista y la madera.

Planta del quinto piso

Apartamentos de un piso.

Fachada oriental.

Se observan los balcones y accesos a apartamentos.

La aparente rigidez formal entra en armonía con la flexibilidad interior de cada unidad de vivienda, que fue posible gracias a la participación de los habitantes del proyecto durante el proceso de diseño y construcción.

Fachada oriental.

Circulaciones de acceso y terrazas en voladizo.