PRESENTACIÓN PLAN PARCIAL DE DESARROLLO CIUDAD LA SALLE

El Plan Parcial Ciudad La Salle

 

El plan parcial es un instrumento de planificación territorial adoptado en la Ley 388 de 1997 y reglamentado para su aplicación en Bogotá, por el Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito Capital (Decreto Distrital 190 de 2004). Tiene como objetivo gestionar suelo y concretar las condiciones jurídicas, técnicas, económicas, financieras y urbanísticas que hacen posible generar nuevos usos urbanos, en armonía con la Estructura Ecológica Principal y los requerimientos del mercado. Adapta los procedimientos necesarios para la financiación y ejecución de las redes de servicios públicos domiciliarios, la infraestructura vial y la dotación de áreas de espacio público, parques y equipamientos, en un marco equitativo de reparto de las cargas y beneficios, establecido en la Ley 388/ 97 (Art. 30, 31, 32) y desarrollado por el Decreto Distrital 436 de 2006.

El Documento Técnico de Soporte contiene: la Memoria Justificativa del plan parcial (Diagnóstico); las condiciones de partida, los criterios de diseño y el Planteamiento Urbanístico (Formulación); el modelo de gestión y la financiación que comprende el reparto equitativo de cargas y beneficios (Gestión y Financiero). Los criterios son resultado de los lineamientos del diagnóstico y de las determinantes de planificación, coherencia y pertenencia del plan parcial en el marco de ejecución de las normas y las políticas de ordenamiento territorial, fijadas en el Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá DC y reglamentadas para la Unidad de Planeamiento Zonal No. 10 La Uribe.

El proyecto asociativo

El Plan Parcial de Desarrollo Ciudad La Salle es un proyecto de interés cultural, ambiental y social, formulado en cogestión entre la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Procuraduría de La Salle[1], propietaria del predio y la Secretaría Distrital de Hábitat del Distrito Capital. Comparte principios y propósitos de la reciente Encíclica Papal “Cum Laude” y del Plan de sostenibilidad ambiental de la ciudad, incorporando prácticas de Ecourbanismo y ofreciendo soluciones de vivienda de interés social en una escala de ciudad en la que se considera que puede ser posible el encuentro y la convivencia armónica de las personas y las familias, en torno a la educación y el cuidado de la naturaleza.

Son dos los temas que busca desarrollar la co-gestión del PP Ciudad La Salle; uno, viabilizar el traslado, dentro del mismo predio, del Colegio de La Salle; y otro, habilitar suelo urbanizado para el desarrollo de proyectos de vivienda de interés social prioritaria. Por tal motivo, los niveles de la administración distrital que participan en la planificación, gestión y ejecución de proyectos de intervención en la Unidad de Planeamiento No. 10 La Uribe, sector de localización del plan parcial, están llamados a participar responsablemente en el proceso de adopción y acompañamiento a la gestión, en cumplimiento de las metas del gobierno de la ciudad.

El PP Ciudad La Salle es entonces, la unión de esfuerzos por parte del Distrito y de los particulares propietarios del suelo, a través de reuniones en las que se han discutido temas tales como el diseño urbanístico del proyecto, el desarrollo por etapas, el traslado del colegio y otras consideraciones; esto con el fin de lograr un proyecto concertado y viable en términos culturales, sociales, económicos y urbanísticos.

[1] Para todos los efectos el propietario-promotor aparecerá como La Salle.

Los fundamentos

El ministerio apostólico de la congregación de La Salle es el de la educación para los más desfavorecidos, bajo la convicción de que es ella la que los habilita para mejorar su calidad de vida y, de manera simultánea, el desarrollo de su comunidad. La Encíclica Papal “Laudato Si”, por su parte, pone a la Madre Tierra en el centro de la discusión sobre lo que la humanidad ha hecho y está haciendo con ella. Su objetivo esencial es hacer conciencia en el ser humano de que tiene que cuidar la única casa que tenemos. Para eso, entre otros muchos mandatos para sus fieles y no fieles, propone una concepción sobre la ciudad como ámbito idóneo e indiscutible de la vida humana, que se convierte en el ámbito de la solución de las problemáticas ambientales y con ello le otorga al urbanismo un papel protagónico en la salvación del planeta: ecourbanismo en clave de humanidad.

La palabra que guía la encíclica es “sanar”. Sanar la casa que se nos dejó a cargo, el planeta; sanar la ciudad en que habitamos; sanar el sistema económico que depreda y consume; sanar la sociedad consumista y así mismo todas las facetas de la vida humana. El apostolado de los Hermanos de La Salle es “educar a los más desfavorecidos” y en ese mismo sentido proponen una ciudad educadora de tal manera que todo el ámbito espacial y social que se genere con el Plan Parcial tenga como misión y visión la de convertirse en sí mismo en un proyecto piloto que concite la meta de “sanar” que propone el Papa y la meta de “educar” que propone la congregación de La Salle.

Se busca, entonces, un Proyecto Urbano Integral que se desarrolla a partir de un dotacional educativo existente y bajo principios de planificación, ecourbanismo y construcción sostenible, articulados a las estrategias de los DOTS (Desarrollo Orientado al Transporte Sostenible) que implicará el desarrollo de acciones para caminar, pedalear, transitar, conectar, mezclar, densificar, compactar y cambiar, enmarcado en la filosofía de “Ciudad Educadora” de la congregación de la Salle.

Es importante resaltar que un Proyecto Urbano Integral como el que se propone vincula la articulación de las diferentes dimensiones de la planificación urbana: ambiental, social, física y económica y es así como mitigarán los posible impactos negativos en sí mismo y en su entorno inmediato, garantizando un equilibrado planteamiento de usos y edificabilidad que den respuesta a las dinámicas y los déficits existentes y garanticen que las decisiones de urbanismo y construcción tengan en cuenta todos los elementos que propicien el bienestar de las personas para alcanzar una calidad de vida digna con total respeto por el entorno natural y construido.

LA PROPUESTA URBANÍSTICA

 

Los componentes estructurantes

Son dos los componentes estructurantes del Plan Parcial de Desarrollo Ciudad La Salle: un Gran Parque Central y una Via Parque Lineal. Estos dos componentes integran un área de cercana a 70.000 m2 que corresponden al 72 % de las áreas verdes públicas del Plan. El tercer componente de esta estructura lo integran los controles ambientales de las vías arteriales que bordean el proyecto, en cuantía cercana a 17.000 m2 y que constituyen cerca del 18 % de las áreas verdes del proyecto.

Gran Parque Central

El Gran Parque Central constituye el epicentro geométrico del proyecto e integra, a manera de gran campus público, los equipamientos comunitarios proyectados para el Plan Parcial junto con el predio mismo del Colegio de La Salle. Este espacio comprende la cesión verde pública principal del proyecto, en extensión superior a 37.000 m2, y correspondiente a cerca del 36 % de las cesiones verdes del Plan Parcial. Hacia este espacio confluyen además las circulaciones peatonales principales en el entorno del Plan Parcial, tercer componente estructurante del Plan Parcial.

Con la disposición central del Gran Parque Central y su forma, circular en el extremo sur, y sinuosa en el extremo norte, el sistema vial se refleja en un circuito vial que se constituye en el eje vial estructurante de todo el Plan Parcial del cual hace parte la Vía Parque Lineal. El circuito distribuye y conecta todo el sistema vial que lleva, al norte a la zona de los dotacionales y en los restantes costados a los complejos arquitectónicos de vivienda con servicios y comercio.

AGENCIA PATRIMONIAL S.A.S.

Calle 40 No. 19-52 / (57-1) 287 3515 – 245 6447 / 300 4477 994 / Bogotá, Colombia / agenciapatrimonial@gmail.com