Teléfonos +571 287 3515 / +571 245 6447 / Calle 40 No.19-52 Bogotá D.C. info@proaarquitectura.co

Fotografía tomada de: “Honoris causa para cuatro ilustres colombianos”. Bogotá, D. C., 20 de septiembre de 2012 – Agencia de Noticias UN. (Modificación Miguel Rojas).

 

DICKEN CASTRO, EL MAESTRO
1922-2016

Autor: Lorenzo Fonseca Martínez.
Nota: Todas las imágenes que ilustran este articulo fueron tomadas de distintas ediciones de la revista PROA.

La simple mención de Dicken Castro –nombre de una persona que para todos los vinculados con el diseño y para muchas otras personas ajenas a él tiene connotaciones significativas– inmediatamente trae a mente la idea de un pionero en muchas de las diferentes acepciones del vasto espectro del diseño. Protagonista siempre visto desde la perspectiva del incansable innovador en búsqueda de romper con las respuestas tradicionales, logrando novedosas combinaciones que una vez logradas parecen obvias a los ojos de los sorprendidos espectadores o usuarios de sus propuestas.

Su formación en las ciencias sociales y en la arquitectura lo llevó por nuevos caminos. La utilización del ladrillo a la vista en espacios interiores, manejado en su residencia en Suba (1965), fue una innovación que marcó una pauta en el manejo de un material constructivo tan antiguo en nuestro medio y, por lo mismo, subvalorado en su expresión cálida como acabado interior.

En cuanto a los materiales de construcción, tuvo Dicken el acierto de volver a mirar el uso de la guadua, elemento fundamental en la edificaciones tradicionales de la zona cafetera, y gracias a sus apuntes gráficos, dibujos y fotografías, abrió un mundo de posibilidades que hoy en día hace de este material fundamento de diseño en diversos lugares del planeta. Su trabajo fue recopilado en 1966 en una publicación editada por Litografía Arco que evidenció ese redescubrir de “La Guadua” que abrió la puerta a esta nueva mirada e inició un proceso de recuperación de una tecnología milenaria, hoy vigente y de gran auge no solo en el país sino en el ámbito mundial.

A la par con su estudio de una técnica constructiva milenaria que se remonta al mundo precolombino, también incursionó en el estudio de la producción cerámica de los pueblos que habitaron nuestro territorio antes del Descubrimiento. De los aspectos gráficos extrajo elementos esenciales para interpretarlos en propuestas de identidad gráfica. Los sellos y rodillos de la cerámica precolombina fueron fuente de inspiración. El estudio de los rodillos, ese pequeño componente cilíndrico con un diámetro promedio de 3 cm, que al imprimir sobre una superficie puede reproducir el diseño allí inscrito en una franja continua –“estela”- infinita. Ingeniosa manera que lleva a inspirar diferentes diseños en impresión de telas y que Dicken lo utilizó de manera acertada en el diseño de una serie de estampillas de Colombia.

Rodillos precolombinos

Su interés en este tema lo llevó a iniciar una colección particular de piezas cerámicas como tesoro preciado de su labor profesional de la que él recientemente donó al Museo Arqueológico, MUSA, de la casa del Marqués de San Jorge en Bogotá.

Entre los aspectos más destacados de su ejercicio profesional está el diseño gráfico y la creación de la imagen corporativa como componente esencial de toda entidad. Al mencionar sus dibujos viene a la mente su increíble habilidad en el manejo de las diferentes técnicas de expresión como medio de comunicación, y a la vez como una de sus capacidades creativas que lo hacen un destacado artista pictórico.

Dicken como docente fue también innovador. En asocio con Enrique Triana creó y promovió los cursos de Diseño Básico o Expresión para los estudiantes de primer semestre de arquitectura que aún siguen vigentes como inicio de la formación espacial de arquitectos y diseñadores.